¿Marcharon?

“No es verdad que la gente se muere ”

“No al matrimonio homosexual, origen del coronavirus”

“La vacuna nos cambia el ADN”

“Fase 1: fusilar políticos. Fase 2: fusilar periodistas”

“Nos infectan los que viven en barrios vulnerables”

“La gente que trabaja no se infecta”

No, no son frases inventadas, son frases dichas con una verborragia que roza el delirio mistico y el odio serial a una parte de la sociedad.

¿Marcharon?

No marcharon cuando una patota de mafiosos entró a la redacción del diario Tiempo Argentino y destrozo todos los equipos y lugares de trabajo. Quizás en su lógica entreverada no sea un ataque contra la ley de expresión.

No marcharon por los miles de puestos de laburos perdidos en los medios de comunicación, ni marcharon por una ley de medios plural y diversa. Pero dicen marchar porque supuestamente les interesa la expresión todOs, (con O, porque si no lo dice la RAE tampoco está bien).

No marcharon por las pibas que nos quitaron y asesinaron. Pero marchan con una bandera que dice “Patriarcado Unido Argentino” y no les hace una pisca de ruido en su cabeza llena de moral y ética por la República.

No marcharon nunca por Facundo Rivera Alegre, Santiago Maldonado, Julio Lopez, ni con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Y hoy se cuelgan de otra desaparición en democracia, aunque sea solo por un rato, para luego creer de nuevo en quienes desaparecen gente a fuerza de gatillo fácil y prejuicios hechos carne.

Dicen creer en la paz y el respeto, pero dejan una horca de madera con la cara del presidente en pleno Obelisco y ningún medio masivo lo dice. ¿O será que el respeto por que el que dicen luchar es solo para sus pares?

No marcharon por la falta de insumos en los hospitales, las raciones vencidas en los comedores ni la falta de recursos para los refugios a las mujeres en situación de violencia. Quizás eso no sea parte del país por el que dicen marchar.

Argumentan, cuando pueden, con argumentos recortados tal cual de un programa de prime time de la TV. Ni una coma de más, ni de menos, porque si se salen del guion quedan expuestos en la falta de reales argumentos.