Activismo gorde y feminismo para un mundo donde no haya hegemonías

Desde La Ventolera hablamos con Bethania Palacios, activista gorda en “Gordx Ansiosa”, feminista y futura politólogo. Conversamos sobre el gordo odio, la importancia de visibilizar la lucha contra él para desnaturalizar tratos discriminatorios y  la relevancia del feminismo en su vida. 

 Bethania nos explicó que visibilizar la lucha contra el gordo odio, es el primer paso para incluir esta problemática en la agenda pública. “Visibilizar para exigir una efectiva implementación de la Ley de Talles, para poder caminar sin vergüenza, para poder comer sin resentimientos, para vestir cualquier tipo de prenda, para tener infancias libres, para poder ponerme la bikini sin sentir mil miradas encima, visibilizar para tener libertad de ser quien queramos ser” .  

Sobre su cuenta de instragram “Gordx Ansiosa” contó que “todo comenzó cuando, una noche sentí la necesidad de hablar de gordo odio, de contar mis experiencias, mis dolencias y pensamientos”.  Relató que desde el momento cero, se encontró con una comunidad hermosa en donde no solo caben les cuerpes diverses sino un gran aguante y muchísimo amor, como también experiencias, complejos y sobre todo, superación.

¿Qué es el gordo odio?

El gordo odio, es el rechazo que tiene un gran sector de la sociedad, para con nosotres les gordes. El gordo odio es relacionar las palabras “gorde, gordo y gorda” a lo enfermo, a lo que está mal y a lo que no es aceptado por norma. El gordo odio también es como un tipo de cáncer que muta y está presente en todos lados, en la escuela, en la familia, en los apodos, en los medios de comunicación, en las redes sociales, en el Estado, en los grupos de amigues e inclusive, en nosotres mismos ¿Quién, en algún momento, no dijo algo negativo o peyorativo cuando habló de sobrepeso, comida, o lo asociado a lo “gordo”?

¿Cuál es la importancia de poner en palabras y generar redes de contención?

Personalmente poner en palabras lo que siento y pienso me ayudó a librarme de grandes cargas que venía teniendo, como también me obligo a repensarme una y otra vez. Generar un lugar de contención y confianza es muy satisfactorio, tejer estas redes de contención son necesarias y urgentes, siempre hay alguien que necesita que lo salven, aunque sea con un “yo también la viví, no estás sole”.

¿Qué le diría a otrxs pibxs que pasan por procesos que vos viviste?

Les diría que ellos no están mal, que culparse a une mismo es un error, que amarse es tarea de todos los días, les diría que no están soles, que somos muches les que estamos de este lado, que no es obligación ser flaco, que no está mal comer o que no te guste la actividad física, les diría que saquen todo lo que tienen guardado en el pecho, que no tengan miedo y que la vergüenza ya no es opción.

A tu entender. ¿Cuál es la relación del feminismo y el activismo gorde?

A mi entender la relación entre, feminismo y activismo gorde, es estrecha. Personalmente sin el feminismo, yo hoy, no podría estar hablando de activismo gorde con ustedes. Sin feminismo no habría repensado los estereotipos culturales y cómo estos nos afectan día a día; como los insultos, burlas y prejuicios recaen constantemente sobre les cuerpes diverses. Sin feminismo, no habría reconocido que es violencia lo que sufrimos cuando nos dicen algo despectivo sobre nuestro cuerpe, pero lo más importante sin feminismo, no habría re significado la palabra GORDA.

Imaginemos otros mundos posibles. Si pudieras imaginar un mundo más libre y  sano desde tu militancia. ¿Cómo sería?

Gracias a esta militancia y otres activistes pude ver que un mundo libre y sano de prejuicio es posible. En este mundo nuevo me gustaría que el “gorda” se deje de usar como forma de descalificarnos, que podamos vestir lo que queramos, que podamos caminar por la calle sin vergüenza o con miedo a que nos griten “gorde”, que podamos transitar la escolaridad sin discriminación, que nunca volvamos a sentirnos inferiores a otres, pero lo que más deseo es que la industria de la cosmética, las farmacéuticas y la moda nos dejen en paz, que dejemos de ser el mal que los acecha.

Deseo un mundo de respeto sin importar el sexo, identidad, raza o cuerpe. Deseo que lo hegemónico deje de ser la regla por excelencia. Deseo libertad por y para todes.

Dejá un comentario