Sumar en la construcción de un pais para todxs

*Por Victoria Hinojosa para La Ventolera

Desde La Ventolera hablamos con Camila Perassi, quien pertenece a la organización política y social La Campora, nos cuenta sobre el trabajo colectivo que vienen realizando junto con vecinxs del barrio Las Acacias hace ya algún tiempo, hasta llegar a realizar actualmente una Olla Popular en la unidad básica Ramón Campodónico en dicho barrio.

¿Como vienen trabajando como organización? 

Como organización veníamos trabajando en el barrio con distintas propuestas vinculadas a la alimentación de las familias.  A fines de 2015 organizábamos compras comunitarias, de alimentos de primera necesidad, frutas y verduras;  junto con les vecines se pensaba el contenido de los bolsones, se compraba por cantidad, se fraccionaba y se repartía. Cada vecine adquiría de esta manera alimentos a un precio más conveniente.

Lo que sucedió fue que con el proyecto económico del macrismo, la vida de las familias y con ello también la organización popular que veníamos teniendo se desorganizó, cada vez fue más difícil contar con el dinero para comprar los bolsones; las familias solo podían comprar cosas de “a puchitos” y la iniciativa comenzó a declinar.  En un primer momento asistíamos a las familias con mercaderías, pero cuando se nos hizo imposibles continuar con esta modalidad, y con el apoyo de las mujeres del barrio comenzamos con la olla popular 2 veces por semana, donde entregábamos, 90 porciones 2 veces por semana.

¿Cómo se sostiene principalmente la olla popular en el barrio Las Acacias?

La olla se sostiene gracias al labor de fundamental de las militantes del barrio, a mujeres del barrio, quienes cocinan y diagraman todas las comidas, con el apoyo de la organización y de muches colaboradores y colaboradoras que semana tras semana nos ayudan a sostenerla con donaciones. También tenemos una muy grata experiencia de articulación con la Red Plural y Solidaria, que nos ayuda con alimentos.

Esta organización colectiva funciona dos veces por semana en la Unidad Básica Ramón Campodónico, en el corazón del Barrio Las Acacias, ese es nuestro lugar de encuentro, donde también funciona un ropero comunitario y desde donde nos juntamos a pensar los sueños y proyectos que tenemos para el barrio.

¿Cuáles son esos sueños colectivos que construyen en esos encuentros?

Con respecto a los sueños colectivos que tenemos para el espacio, un deseo sería dejar de hacer la olla popular, y que eso signifique que cada familia puede comer en su casa, como corresponde, como un derecho, que puedan acceder como familia todos los días a un plato de comida en su casa, juntxs como familia; y así que nosotres podamos ocupar ese tiempo y esa energía en profundizar las redes del barrio para organizarnos y avanzar cada día más en la construcción de una vida digna para todes.

¿Cómo les afecto esta pandemia del coronavirus que nos tiene en cuarentena en las medias de las posibilidades?

Esta pandemia puso en pausa los proyectos productivos de economía social que veníamos pensando y construyendo, vinculados principalmente en generar ingresos para las mujeres del barrio; pero que retomaremos ni bien podamos volver a juntarnos.

Estamos convencides de que con un Estado presente, que vuelve a creer en un crecimiento y en una economía con la gente adentro, es nuestro compromiso militante desde cada uno de nuestros territorios propiciar las instancias de organización, acercar las herramientas que la política nos brinda y sumar en la construcción de un país para todos.

Dejá un comentario