VIERNES ANTIPATRIARCAL

*Por Liebre Patagónica.

Desde que comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio dada la situación mundial del COVID-19, nos encontramos en un estado que es nuevo para quienes tomamos las calles en modo de protesta y lucha,por las infinidades de violencias que se inscriben sobre nuestros cuerpos, que no podemos salir de nuestras casas, protestar, hacer marchas y vivimos esto como una completa invisibilización de la lucha cotidiana. La cuarentena o  aislamiento es lo nuevo, la situación de la pandemia mundial es nueva, y nuestras estrategias de visibilización y lucha están siendo reconfiguradas, pero al mismo tiempo nos sentimos agotadxs. No solo en términos personales, sino sociales. El patriarcado, la violencia machista y la opresión que se sobreimprime en nuestros cuerpos es histórico, esta construcción cultural que permite, apaña, produce y reproduce las infinidades de violencias NO ES NUEVA. En este escenario, hoy viernes 17 de abril del 2020, transitando el dia 27 de la cuarentena, tenemos que hablar de la alarmante cifra de 21 femicidios en todo el territorio Argentino. Dejando también en claro, tantos otros femicidios que no salen en los medios y los Travesticidios que pocas veces son tenidos en cuenta en la agenda mediática

En 24 horas sucedieron tres hallazgos de mujeres, algunas que eran buscadas hace más de dos meses como es el caso  Priscila Martínez de 15 años que era buscada desde principios de febrero por su familia en la pcia de Santiago del Estero, por otro lado Olga Verón de 37 años quien fue estrangulada mientras dormía en su casa en el municipio de Moreno en Buenos Aires  y la maestra Jésica Minaglia de 37 quien padeció  la expresión máxima de la violencia machista: el femicidio, en la pcia de Santa Cruz.

No voy a concentrarme relatando los demás femicidios ocurridos durante la cuarentena, a fin de cuentas, la morbosidad de los medios masivos de comunicación hacen eco, cuando quieren, y se ocupan de revictimizar e inculpar a aquellas personas que están en situaciones de violencia. Pero, por otro lado considero importante aclarar que denominar víctima a una persona que está en una situación de violencia la sitúa en un lugar de pasividad, por ende, no puede actuar al respecto, es necesario dar cuenta de otro paradigma  NO VICTIMISTA NI INDIVIDUALISTA en tanto Violencia Machista; y aca, para mi,  es importante hacer hincapié en que vivimos en un sistema que es constitutivamente violento, y esa violencia se manifiesta de múltiples formas en el transitar diario. Desde las diferentes corrientes, colectivos, etc. feministas se intenta visibilizar para poder de alguna forma erradicar estas violencias machistas.

El  leitmotiv de esta nota, además de reflexionar sobre los femicidios que son una realidad en nuestro país, es también dar cuenta de las otras violencias: seguimos abortando en la clandestinidad y tejiendo redes feministas que acompañen esas interrupciones de embarazos aún en cuarentena, a tal nivel, que Irene Cari (parte de la campaña nacional por el Aborto legal, seguro y gratuito regional salta) fue detenida mientras asistía a una menor de edad en situación de vulnerabilidad; Las Socorristas continúan con sus acompañamientos, donde el sistema de salud y el estado abandona a las personas gestantes, el socorrismo acorta distancias.

Las trabajadoras sexuales siguen siendo foco de la violencia institucional, además de encontrarse sin poder ejercer su trabajo, son una y otra vez perseguidas y hostigadas por las diferentes fuerzas de seguridad en todo el país, esta situación que denuncian desde AMMAR, y por sobre todo Georgina Orellano (Secretaria General del Sindicato de Trabajadorxs sexuales), por el momento, se rebela ante la hambruna y la exclusión de las PUTAS en el sistema laboral, y planifican formas de solidaridad, ayuda y acompañamiento ante la Emergencia alimentaria. Claramente las putas no son las únicas trabajadoras precarizadas y en situación de emergencia, otra vez debemos afrontar las consecuencias de la desigualdad de las condiciones materiales de la vida cotidiana en un país donde el 35,5 % (datos de INDEC) de la población se encuentra en situación de pobreza y son, en muchos de esos hogares, las mujeres e identidades disidentes quienes soportan la feminización de la pobreza. Mujeres, lesbianas, travestis, trans e identidades no binarias no deberíamos pagar las consecuencias de la caída de la economía.

Por último y como reflexión crítica final, quiero volverme sobre el caso de Luisana Lopilato y como otra vez, el tratamiento público o más bien “mediático” de las personas en situaciones de violencia sigue siendo revictimizante y violento. Cuando hay un vínculo donde se ejecutan una o varias de las violencias que están inscriptas en las normas jurídicas, quienes vivencian y habitan dichas vinculaciones no pueden verlo, porque, generalmente estas personas están sometidas psicológicamente a esta forma de relacionarse. Pero, atacar y perseguir a las personas que viven situaciones de violencia y, que no quieren o no pueden denunciarlas/alejarse/ finalizarlas, nos distancia de la empatía y la comprensión. Por eso invito también a cuestionar el discurso que reproducimos, ya sea revictimizando a personas en situaciones violentas, o equiparando los femicidios con una Pandemia, dando lugar a comparar la violencia estructura y la desigualdad que es característica del modelo patriarcal con una situación de Salud Pública, los femicidios son una expresión de la violencia machista, las relaciones con maltratos, golpes y puteadas son expresión de la violencia machista, entonces, LA VIOLENCIA MACHISTA NO ES UNA PANDEMIA. La violencia machista es la expresión del sistema patriarcal.

Estas palabras están dedicadas a las mujeres campesinas e indígenas en el Día Internacional de las luchas campesinas quienes defienden el territorio-tierra cuerpo ancestralmente y resisten a la colonización, al extractivismo, al patriarcado y al capitalismo dia a dia. Por todas ellas: Venceremos. 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *