“El monte es vida y sin monte no hay vida”

Compartimos esta carta de lectoras que nos envían las estudiantes de la “Escuela PRoA”, Abigail Delcanto y Johana Da Silva, quienes se motivaron a compartir unas palabras luego de trabajar, mediante distintas actividades e intervenciones, en lo que refiere a “El Algarrobal”, montecito ubicado en barrio Malvinas Argetinas.

Noviembre de 2019

Carta de lectoras:

Somos Abigail Delcanto y Johana Da Silva, estudiantes de segundo año de la Escuela con Énfasis en las Tecnologías de la Información y Comunicación con orientación en biotecnología, más conocida como PRoA.

Desde el espacio curricular Ciudadanía y Participación, junto a la profe Eugenia Fernández, trabajamos con la problemática socioambiental en general y los diferentes problemas socio – ambientales que surgen en El Algarrobal de la ciudad de Villa María, ubicado en el barrio Malvinas Argentinas en particular.

Realizamos varias actividades: un mapeo colectivo -aquí nos acompañó también la profe Sabrina Lubrina-, observamos el estado actual del montecito, definimos las problemáticas que surgen en él, y, por último, la asamblea ‘El monte nativo vuelve’ nos contó de qué se trataba el proyecto de ordenanza que presentaron el año pasado para que este espacio sea convertido en Reserva Natural.

En esta carta, queremos compartir con ustedes lo que está pasando actualmente en El Algarrobal, lo que estuvimos analizando en las diferentes clases de Ciudadanía y Participación con respecto al tema y lo que nos comentó la asamblea.

El Algarrobal es el único bosque nativo que aún sobrevive en la ciudad, aun así, Villa María está en riesgo de perderlo por no destinar los recursos necesarios para protegerlo. La Asamblea Socioambiental “El Monte Nativo Vuelve”, junto con el centro vecinal del barrio Malvinas Argentinas, están trabajando para que esto no suceda.

En octubre de 2018 la Asamblea Socioambiental presentó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para que El Algarrobal se convierta en Reserva Natural, Urbana y Pluricultural, sin embargo, debido a que no cumplía con algunas especificaciones, el mismo fue rechazado.

Al suceder esto, una de las exigencias de la Asamblea fue que El Algarrobal se convierta en Patrimonio Ambiental, Cultural y Educativo como medida de protección, hasta que se apruebe el proyecto de ordenanza para que el montecito sea Reserva Natural. No obstante, al día de la fecha, eso no ha sucedido.

El día miércoles 16 de octubre la Asamblea Socioambiental “El Monte Nativo Vuelve” visitó nuestra escuela y nos contaron sobre la situación actual del montecito, la organización asamblearia, el proyecto de reserva, y sus objetivos.

El trabajo cotidiano de la Asamblea está siendo la lucha para que el montecito de la ciudad de Villa María se convierta en una Reserva. El proyecto inicial, tenía como objetivos principales, que se reflexione acerca de la deforestación que ocurre hasta el día de hoy en la región y en la provincia, que se reflexione acerca de la importancia de los montes nativos, y, el más importante, preservar el ecosistema de la región.

A partir de lo que hemos trabajado, llegamos a la conclusión de que los montes nativos son muy importantes, que hay que cuidarlos y protegerlos para preservar la flora y fauna de la región, pudimos reflexionar acerca del tema de la deforestación y la importancia de conocer los daños que causa la misma, también pudimos ver cómo todos estos problemas se relacionan con la vigencia del modelo extractivista y consumista de nuestra sociedad hoy.

           

Nosotras queremos que ‘El Algarrobal’ sea Reserva Natural. 

Nosotras defendemos el bosque nativo y queremos que los desmontes paren YA!

El monte es vida y sin monte no hay vida.

*Las fotos del montecito fueron tomadas por quienes envían esta Carta de Lectoras, en su visita a “El Algarrobal”. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *