Villa María y Córdoba con el foco en las fumigaciones

El sábado 14 de septiembre se llevó adelante el 1° Encuentro de Pueblos Fumigados de Córdoba en la ciudad de Villa María en el cual se reflexionó, debatió y se pusieron en común las diferentes realidades de las ciudades y pueblos en un entorno generalizado de constantes fumigaciones con agrotóxicos en prácticamente la totalidad de los campos de la provincia.

Los diferentes pueblos que han estado presentes vienen llevando adelante luchas para lograr cambios en las ordenanzas y lograr, al menos, el aumento del cordón perimetral del pueblo en el cual no se pueda fumigar, entre otras exigencias. Sin embargo, se planteó que esto no es la solución al problema en su totalidad, sino que es necesario generar una transición hacia un modelo sin dependencia a los agrotoxicos en donde se deje de poner en peligro el medioambiente y la salud de las personas, ya sea por la incidencia directa de los líquidos con los que fumigan o por la existencia de estos en los alimentos consumidos a diario.

Las diferentes organizaciones y personas organizadas y auto-convocadas han realizado una declaración en la cual se plantea, entre otras cosas, que:

  •  “Es necesario considerar a la creciente contaminación con agrotóxicos como un problema ambiental y sanitario grave que requiere políticas públicas para iniciar procesos de disminución de su utilización, tal como se promueve en países de Europa.
  • “Es posible desarrollar prácticas agrícolas sin agrotóxicos con buenos rendimientos y cuidando el suelo y la vida en todas sus manifestaciones, avanzando en una transición agroecológica para generar alimentos libres de venenos”.
  • “La contaminación con agrotóxicos de los alimentos y del agua llega a comprometer también a los habitantes de las grandes ciudades alejados de las fumigaciones. Por lo que, lejos de tratarse de situaciones problemáticas aisladas, este es un problema de todos.”

Se llegó al acuerdo de organizar un próximo encuentro en Canals, pueblo ubicado en el sudeste de la provincia y que presenta altos niveles de casos de cáncer en su población. Hasta el día de hoy, luego de haber logrado la modificación de la ordenanza municipal, siguen teniendo problemas con las maquinaras, depósitos y lugares de desechos de los materiales e insumos que se utilizan en las fumigaciones.

Los reclamos del encuentro son:

1-Que Paren de Fumigarnos: Que se alejen las fumigaciones periurbanas, que se retiren los depósitos de agrotóxicos del interior de los pueblos, que se prohíba la circulación de mosquitos en el interior de los pueblos y se prohíban las fumigaciones aéreas en toda la provincia.

2- Que sea prioridad el Derecho a la Salud y al Ambiente Sano de nuestras familias y que se ponga límites al agronegocio genocida en Córdoba, avanzando hacia un modelo productivo sustentable.

3- Que se desarrolle a nivel provincial una Política Pública de Disminución del Uso de Agrotóxicos hasta eliminar las fumigaciones, acompañada de un programa de estímulo a la agroecología que incluya beneficios fiscales, apoyo técnico y crediticio para los productores que disminuyan o abandonen el uso de agrotóxicos y avancen en una producción libre de venenos.

4- Que se realicen los estudios pertinentes para un diagnóstico completo de la situación ambiental y sanitaria, a partir del cual proyectar y facilitar las remediaciones socio-ambientales precisas para preservar la biodiversidad, así como la asistencia integral a los afectados presentes y futuros y reconocer la necesidad de reparar el daño infligido. 

Desde La Ventolera, entrevistamos a Medardo Ávila Vásquez: médico pediatra y neonatologo (referente de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados) ; Sofía Gatica: referente de la lucha contra Monsanto y las fumigaciones (Madres de B° Ituzaingó. Cba) y  Myriam Gorban: referente de la soberanía alimentaria en Latinoamérica,  Lic. en Nutrición y coordinadora de la cátedra libre en soberanía alimentaria.

La declaración completa se puede encontrar en : http://reduas.com.ar/declaracion-de-pueblos-fumigados-de-cordoba-2019/

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *