Santiago Maldonado: 5 claves para entender por qué se reabre la investigación

Por Sebastián Ortega / @ElFantasista_

Investigarán si alguno de los gendarmes que participó en la represión o los integrantes de la comunidad mapuche cometieron el delito de “abandono de persona”. Acá analizamos las cinco claves de la resolución:

La Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia ordenó reabrir la causa por la muerte de Santiago Maldonado para investigar si alguno de los gendarmes que participó en la represión o los integrantes de la comunidad mapuche cometieron el delito de “abandono de persona”.

Acá analizamos las claves de la resolución para entender qué puede cambiar con la nueva investigación:

1. Investigar si hubo abandono de persona

La Cámara criticó que el juez Gustavo Lleral “investigó una única hipótesis delictiva” (la de desaparición forzada) y ordenó reabrir la investigación para valorar si existe algún “nexo causal” entre la muerte de Santiago y “cualquier omisión del personal de gendarmería o de quienes se introdujeron en el rio con Maldonado”

2. Se descartó la “desaparición forzada

A partir del análisis de los informes de autopsia y estudios complementarios y del registro de los celulares la Cámara Federal ratificó que no hubo “desaparición forzada”. La hipótesis de que Maldonado fue secuestrado por Gendarmería a la vera del río y luego su cuerpo fue “plantado” carece de pruebas.

3. Echazú otra vez en la mira

La Cámara revocó el sobreseimiento del entonces subalférez Emmanuel Echazú, el único gendarme imputado en la causa. Se había presentado espontáneamente ante la justicia por las sospechas de que las heridas que sufrió en el operativo podrían haber sido provocadas en un enfrentamiento (finalmente descartado). Fue uno de los gendarmes que llegó hasta la orilla del Río Chubut.

4. Nuevos estudios

La Cámara Federal no discute el informe de la autopsia que confirmó -junto con estudios complementarios- que Maldonado murió por “asfixia por sumersión” (coadyuvada por hipotermia) sin intervención de terceros. Sin embargo, consideraron que algunos puntos “merecen mayor explicación o su eventual ampliación, en aras a despejar cualquier duda razonable y a favorecer el derecho a la verdad”.

Para eso ordenaron:

a) Pedir a los peritos si se puede tener una aproximación más cercana de la data de muerte.

b) Sobre las lesiones postmorten: constatar “qué tipo de depredador” pudo causarlas y en qué momento.

c) Citar a declarar a la especialista del departamento de biodiversidad de la facultad de Ciencias Naturales UBA que hizo el informe de diatomeas (unas algas que ingresan por las vías respiratorias cuando una persona se ahoga) que permitan descartar dudas sobre si Maldonado se ahogó en el mismo lugar en el que apareció el cuerpo.

d) Tomar declaración a la especialista que hizo el estudio sobre los granos de polen hallados en la ropa de Maldonado.
e) Analizar la tonfa retráctil y los billetes que tenía Maldonado en sus bolsillos para confirmar cuánto tiempo estuvieron sumergidos.

5. La reconstrucción de los minutos finales

La justicia todavía no sabe qué pasó entre las 11.32 y 11:39 de la mañana del 1 de agosto de 2017. Son los siete minutos que van desde el momento en el primer gendarme cruza la tranquera de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen para perseguir al grupo de encapuchados y el momento en el que el fotógrafo de Gendarmería registró el regreso de los efectivos que estuvieron a orillas del Río Chubut.

La Cámara Federal ordenó “la realización de la reconstrucción virtual del escenario de los hechos en tres dimensiones, con realidad aumentada, a partir de los datos objetivos colectados en la investigación” para determinar que pasó en esos minutos a orillas del Río Chubut: por dónde se tiró Maldonado al río, donde estaban sus compañeros y qué hicieron los gendarmes. De esa manera podría confirmarse si alguno de ellos lo vio ahogarse.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *