“Nuestra propia Amazonas”: la deforestación de los bosques en Córdoba

Por El Resaltador 

Pablo Sigismondi, reconocido geógrafo y fotografo cordobés, publicó un video mostrando cómo el extractivismo minera arrasa con el bosque nativo de la provincia.

“En el lugar en donde estamos, tenemos una vista completa de cómo se transforma un cerro en un cráter por el extractivismo minero“, comienza diciendo Pablo Sigismondi en un video que publicó en sus redes y fue viralizado.

Pablo Sigismondi es un geógrafo, fotógrafo y viajero, oriundo de Córdoba y especializado en el exterior. Su extensa obra, referida a las problemáticas sociales y geopolíticas del siglo XXI, lo convirtió en referente indispensable cuando se abordan los conflictos contemporáneos.

En esta ocasión, mostró como el extractivismo avanza indiscriminadamente sobre los cerros de Córdoba. Más precisamente, sobre la Reserva Hídrica y Recreativa Natural Villa Allende que, a pesar de ser una zona de máxima conservación, está cada vez más reducida por la cantera “El Gran Ombú”.

La idea de Sigismondi, es trasladar la preocupación por el Amazonas a una ocupación concreta sobre lo que está sucediendo en el ámbito local con el ecosistema. “NUESTRA PROPIA AMAZONÍA, EN CÓRDOBA“, tituló en la descripción del video.

En este sentido, explicó: “La Provincia de Córdoba posee uno de los índices de deforestación más altos del planeta: La escasa naturaleza queda secuestrada para pocos mientras desaparecen los bosques y la biodiversidad y los riesgos de inundaciones y de incendios aumentan con la complicidad de los poderes del Estado. ¿Hasta cuándo?“.

NUESTRA PROPIA AMAZONÍA, EN CÓRDOBA: El extractivismo minero avanza sin pausa, incluso sobre áreas de bosque nativo catalogados como de máxima protección como la Reserva Hídrica y Recreativa Natural Villa Allende, cada vez más reducida por la cantera El Gran Ombú. Las Sierras Chicas van siendo literalmente "demolidas" y/o reemplazadas por el boom inmobiliario. La Provincia de Córdoba posee uno de los índices de deforestación más altos del planeta: La escasa naturaleza queda secuestrada para pocos mientras desaparecen los bosques y la biodiversidad y los riesgos de inundaciones y de incendios aumentan con la complicidad de los poderes del Estado. ¿Hasta cuándo? Especial agradecimiento para Roberto Luna, Sebastián Pastor, Joaquín Deón y Francisco Deón.

Publicado por Pablo Sigismondi en Lunes, 26 de agosto de 2019

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *