Cooperativismo y trabajo colectivo para la creación audiovisual

Charlamos con Tándem Audiovisual, una empresa cooperativa que produce contenidos audiovisuales y multimedia. Conoce más sobre el grupo de compañerxs que apuestan al derecho a la comunicación y al fomento de una industria audiovisual en expansión, con sentido local y regional.

El trabajo creativo como proceso colectivo 

Tándem Audiovisual desarrolla proyectos relacionados a la comunicación audiovisual: cine, televisión, web, transmedia; así, realizan contenidos para diferentes plataformas de medios. Comentaron que buscan mantener una perspectiva “crítica, actualizada y creativa”, comprometiéndose en la generación de material de calidad y al mismo tiempo, sosteniendo una perspectiva social y política en sus proyectos, acordes a las convicciones que los movilizan como grupo y, en palabras de lxs compañerxs, en relación a principios de la economía social y la mirada comunitaria. 

“Creemos profundamente en el trabajo creativo como un proceso colectivo, y el audiovisual es fuertemente colectivo en su dinámica de producción. Es por esto que lo cooperativo se amalgama tan naturalmente a la profesión audiovisual”, valoraron lxs compañerxs. 

Apostando a la cultura local y regional 

Indicaron que buscan promover la formación de una industria audiovisual desde Villa María y hacia la región, que pueda tener continuidad, estabilidad y donde se genere empleo genuino. Reconocen que su trabajo, además de ser industrial, es “fuertemente cultural”, además, manifestaron que, teniendo en cuenta que se trata de una cooperativa, persiguen objetivos vinculados a la transformación social. 

En este marco, señalan que muchos de los proyectos que abordan, “están relacionados con la comunidad, con lo social y con una perspectiva política asociada a la cultura y a la comunicación como derecho humano”.  

En relación a esto, destacan que todxs, además, forman parte de la Asociación de Productores Audiovisuales de Córdoba- APAC-, “creemos que estos espacios colectivos son fundamentales para la militancia audiovisual”, señalaron. 

Cooperativismo para la transformación

Nos contaron que se conformaron como cooperativa a fines del 2011 y que, por este motivo, suelen decir que son “hijxs” de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, una normativa que describen como “necesaria, transformadora y bastardeada en la actualidad”. 

Lxs compañerxs resaltaron que lo que se generó a partir de la LSCA en todos los territorios federales, también tuvo impacto en Villa María, en conjunto con el sistema universitario nacional. “Con el funcionamiento del Programa Polos Audiovisual Tecnológicos se abrió un panorama de asociativismo en la ciudad y la región que nos impulsó a conformar nuestra cooperativa uniendo esfuerzos y ganas entre compañerxs de distintas generaciones de la Licenciatura en Diseño y Producción de Imagen – Audiovisual de la Universidad Nacional de Villa María”, indicaron. 

Aportaron que, desde su experiencia, ser una cooperativa implica apostar a lazos humanos “mucho más genuinos que los que se dan en otro tipo de empresas o asociaciones comerciales”. Consideran que la horizontalidad implica confianza plena entre todxs lxs que la conforman. 

“En este sentido es que entendemos la cooperativa como una unión de esfuerzos, de deseos personales muy profundos, y de compromiso con el o la otrx y con la comunidad en donde existimos. Está muy asociado a la idea de familia para nosotrxs, el vínculo va más allá de lo laboral, tiene que ver con una forma política de percibir la realidad y cómo actuar en relación a ella desde la profesión y práctica artística que hemos elegido desarrollar”, aportaron.

Les preguntamos cuáles consideran que son los beneficios de poder trabajar de manera colectiva y cooperativa, entre ellos resaltaron los vínculos, el compromiso, el deseo de crecer y “lo comunitario” como rasgo característico de su práctica. Entre los principales desafíos a los que se enfrentan, reconocieron las cuestiones burocráticas como lo referido a la conformación y sostenimiento de una cooperativa, el poder cumplir con todo lo requerido respecto a asambleas, balances, libros y actas. Advirtieron que esto implica dedicación, trabajo en equipo y vincularse con distintas entidades. 

¿Quiénes integral Tándem? 

Mencionaron que, en su formación inicial, eran 12 lxs socixs fundadorxs, de los cuales 4 permanecen en la conformación actual, nos cuentan que en el año 2016 ocurrió un proceso de rearmado del proyecto y quienes continuaron se mantuvieron firmes en relación al sostenimiento del espacio y del cooperativismo en lo que refería a la gestión de la empresa. 

Así, en 2017 se sumaron nuevxs socixs y actualmente son 14 personas quienes conforman Tándem: Eric Muzart (dirección, guión), Mariana Britos Musa (producción, dirección, guión), Paula Tissera (producción, diseño de arte), María Gabriela Vera (producción, fotografía), Julián Fernández Bertolini (animación, diseño gráfico, post-producción, dirección de fotografía), Samuel Figueroa (guión, dirección, post-producción, dirección de fotografía), Joaquín Fuertes (guión, dirección, post-producción, dirección de fotografía), Ayelén Mufari (dirección de arte, producción, guión), Ezequiel Matcovich (dirección de fotografía, dirección, guión), Jairo Reboyras (dirección de sonido, producción musical), Cecilia Vázquez (producción, fotografía, dirección de arte), Lucrecia Valinotti (producción, fotografía, post-producción), Pablo “Pato”Mercado (producción, fotografía, dirección de fotografía), Lisandro Messini (producción, diseño gráfico, diseño web). 

Explicaron que, cada socix busca especializarse en áreas específicas de la producción audiovisual y al mismo tiempo, realiza tareas en áreas administrativas y de gestión que articulan el funcionamiento de la cooperativa. 

¿Cuáles son sus proyectos a futuro? 

En primer lugar, resaltaron las intenciones de consolidarse como grupo humano, dentro de la perspectiva de la economía social, entendiendo a la cultura como un derecho humano y fomentando la construcción de una industria audiovisual que genere trabajo y contenidos de calidad. 

“En lo inmediato tenemos en marcha varios proyectos de co-producción, uno de ellos tiene que ver con una historia muy particular y se llama “Crónica Bárbara. Tras el barco de Fitzcarraldo”  y se rodaría en Villa María, Córdoba y la amazonía peruana”, expresaron.  Lxs compañerxs nos contaron que este proyecto fue declarado de interés cultural por la Dirección de Cultura de Loreto- Ministerio de Cultura de Perú, por la Secretaria de Cultura de la Municipalidad de Córdoba y por el Consejo Deliberante de Villa María y de Córdoba.  Agregaron que, algo que lxs mantuvo movilizados durante este año fue la realización de su “ópera prima como casa productora”, se trata del largometraje de ficción “Cuentos Solitarios de una Ciudad Breve”. 

Valoraron el hecho de que, a partir de estos proyectos, siempre les surgen ideas de crecimiento, para generar continuidad en el trabajo, principalmente en lo que respecta a la producción audiovisual institucional y publicitaria. 

Por otra parte, comentaron que, en paralelo y a través de una dinámica de producción diferente, mantienen otros proyectos cinematográficos, algunos formatos de innovación audiovisual (transmedia) y series de ficción que empezarán a transitar. 

Entre sus proyectos a largo plazo, resaltaron los objetivos de contar con una sede propia, y, teniendo en cuenta su “naturaleza cooperativa”, expresan las ganas de que crezca el grupo, contando con nuevxs compañerxs asociadxs. 

Cuentos solitarios de una ciudad breve

Se trata de un proyecto de largometraje de ficción, que surge íntegramente desde Tándem, es una historia que transcurre en su totalidad en Villa María. A continuación, compartimos las palabras de lxs compañerxs: 

“La historia es una idea de uno de nuestros socios fundadores (Eric Muzart) y tiene que ver con su historia personal. Cuenta tres historias que se entrecruzan en la ciudad; tres personajes que deambulan con sus soledades, sus amores, y sus desamores. Patricia es una mujer de más de 60 años que se acaba de divorciar de un marido que la sometía psicológica y económicamente; Esteban es un docente universitario que teme a las relaciones estables desde siempre, hasta que se conoce con Alejo y toda su coraza tambalea; Lucía es una estudiante joven adulta de la Universidad Nacional, es música, bailarina y feminista, y lidia con la contradicción entre su deconstrucción del amor romántico y la presión de estabilizarse en una pareja. El argumento propone a la ciudad como un quinto personaje, con sus calles, sus bares, sus parques, el río y el lago, todos espacios que los unen y atestiguan sus vivencias. 

El proyecto resultó ganador de los concursos 2018 del Polo Audiovisual Córdoba para el Desarrollo de Largometrajes de Ficción. A partir de esto se filmó un teaser en la ciudad durante la última semana de mayo de 2019 con actores y actrices locales (Yamila Fortuzzi), de Ciudad de Córdoba (Joaquín Torres e Ignacio Tamagno) y de Buenos Aires (Ana María Picchio). Actualmente se está cerrando con la etapa de desarrollo y comienza el proceso de búsqueda de financiamiento para la producción del largometraje”.

Aprendizajes compartidos

Finalmente, diremos que esta cooperativa ha transitado diversas experiencias que enriquecen y le otorgan sentido a sus apuestas y creaciones. Nos contaron que, desde que obtuvieron la matrícula de cooperativa pasaron 8 meses hasta que comenzaron a producir como equipo constituido. 

Desde ese momento, ganaron dos premios del Polo Audiovisual Centro- Nodo VM, relacionados a dos proyectos: “Humor en cadena”, formato de ficción en el que estuvieron a cargo del guión; “Vale la pena conocernos”, en formato periodístico del cual realizaron la producción. Asimismo, obtuvieron un fomento del INCAA para la post-producción de un largometraje documental, “El copamiento 10-08-74”, que luego participó en la muestra oficial del BAFICI. Por otra parte, filmaron un documental multiplataforma sobre el carnaval de la Quebrada de Humahuaca, que fue el Trabajo Final de Grado de tres de lxs socixs fundadorxs de la cooperativa, “Pachamama Madre Tierra” es el nombre de este material.
“Cada trabajo, cada experiencia fueron fundamentales para un proceso de aprendizaje colectivo que tuvo sus altibajos pero nos trajo hasta donde estamos hoy”, valoraron. 

*Las imágenes son de Tándem Audiovisual. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *