“Vivo las canciones como mini universos, voy hacia donde ellas me piden”

Charlamos con Luciano Volador, artista que pasó por el escenario en el cuarto capítulo del Ciclo ECOS. Se define como un songwriter y nos cuenta que la música es algo que lo atraviesa desde que nació, en la ciudad de Río Cuarto. “ Desde el primer contacto con la guitarra a los 11 me salió instintivamente probar una secuencia, cantar una melodía, empezar a hacer canciones”.

Expresó que, con el paso del tiempo comenzó a escuchar a Devendra Banhart, José González, Andrew Bird y leyó a Roberto Juarroz, Octavio Paz, Claudia Masin, artistas de los cuales se considera fan, “con ellxs descubrí que se puede hacer canciones con cualquier cosa, todo es alimento, una escena, una charla, un color”, destacó Luciano.

El artista valoró: “Desde ahí que la experimentación no tiene fin, y vivo las canciones como mini universos, voy hacia donde ellas me piden; los estímulos me sirven de alimento, y cuando observo lo cotidiano con apertura, atención y sensibilidad, la poesía se revela”.

“Siento que la música es un canal, una manera de conectar con símbolos que nos atraviesan y movilizan”, remarcó Luciano. Expresó que, cuando hace música, se conecta con algo que lo excede, “y lo vivo como una dimensión común, un lugar en el que todxs nos podemos encontrar”, reflexionó. Agregó que, en este sentido, le gustaría que las canciones lleguen a los demás como un hogar.

Luciano celebró la propuesta que se concreta desde el Ciclo ECOS, que recordamos que se trata de una apuesta a una difusión integral, llevada a cabo a través de distintos formatos, para que lxs artistas puedan contar con material de calidad para compartir su música, su arte. El Ciclo ECOS es posible gracias al trabajo colaborativo y autogestionado.  Indicó que le parece de vital importante que existan proyectos alternativos para la difusión de la música ya que son muchxs lxs artistas que encaran sus proyectos desde la independencia. “No contamos con un canal directo en los medios tradicionales o masivos de comunicación, ante esta dificultad, la alternativa que veo más clara es generar espacios de difusión independientes, creando nuestros propios canales, desde usar las herramientas que nos brinda internet, hasta aprovechar los espacios de difusión alternativos, y generar alianzas entre proyectos autogestionados”, remarcó Luciano Volador.

Su camino en la música

Hace alrededor de 6 años que el artista comenzó a tocar canciones, bajo el pseudónimo “Luciano Volador”.

El primer material que grabó fue Transparente, “una canción muy querida”, en palabras del artista.

Luego empezó a trabajar con Benja Chilano, con quien produjeron “SEA” un EP en el que, desde su perspectiva, plasmó con cierta claridad la exploración sonora que venía creciendo en él. “El año pasado me convocaron para colaborar en la banda sonora de la película “KIOTO”, film independiente Cordobés, nació Siesta en Tokio, y fue una experiencia enriquecedora que espero se vuelva a repetir, ahora la peli se está estrenando en distintos festivales independientes, hermoso”, agregó Luciano.

El 16 de agosto se estrena Lo cierto se eleva en todas las plataformas digitales. “Una canción reveladora”, que el artista estuvo produciendo junto a Nahuel Barbero (Hipnótica), “nutriéndome a pleno de estos procesos”, valoró.

Le preguntamos qué ideas tiene a futuro, afirmó que, en lo que resta del año, sacará a la luz varias canciones que tiene guardadas. Además, el año que viene planea viajar a México con su música y @oceano_blackbooks, “proyecto que resume una búsqueda de caminos alternativos”, finalizó.

 

Las fotos del cuerpo de la nota son del día del rodaje con ECOS y la de portada de Micaela Miño

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *