Nos preguntamos

Compartimos este escrito de Luciano Debanne 

Preguntamos por una persona, por sus charlas y sus llantos y sus risas, por sus esperanzas y sus miserias, por su solidaridad y su desdén.

Preguntamos por un cuerpo, por sus pelos, y su carne, y sus ojos, por la sangre, los huesos y el músculo. Por el aire entrando y saliendo.

Preguntamos por un hermano, por uno de nosotros, por nosotros mismos, por aquel con el que fuimos a la escuela, por el que nos acompañó en un asado, por el que cruzamos en la cola del super, en la marcha, en la puteada por los trámites de no se que cosa.

Preguntamos por un ciudadano, por unos derechos, por el piso de seguridad que el Estado vulnera cuando debería garantizarla, por el ADN de la democracia, por la condición de posibilidad de todo lo otro. Por el accionar de la gendarmería, y la ministra Bullrich y el presidente Macri, y el periodista Lanata y todos los Lanatas, Bullrich y Gendarmes.

Preguntamos por un símbolo, por lo que representa, por amor, por política, por miedo, por horror. Porque podemos, porque todavía nosotros podemos, porque todavía tenemos los músculos, el aire, la fraternal preocupación, el derecho; porque cada uno de nosotros y nosotras tenemos el derecho a que aparezca con vida Santiago, porque tenemos el derecho, la necesidad, la urgencia de saber, de que nos contesten, con claridad y premura:

¿Dónde está Santiago Maldonado?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *