El Tuq, jugando entre letras y beats

Charlamos con Franco Wierna, el “Tuq”, para conocer sus visiones en torno a las expresiones del arte y la música, el por qué de su andar en Villa María. Además, comentó sobre “Lado B/B”, la nueva creación colectiva que han lanzado y que también podrás escuchar en esta nota.

El arte se comparte

El Tuq valoró la importancia de la simple idea de poder transmitir algo. “Mas allá de intentar transmitir algo puntual, creo que la simple idea de transmitir es algo muy copado, tanto desde el lado del público como para el público, me encanta esto de transmitir algo, de sentir que te llega, que das”, aportó el músico. 

“Me re copa la idea de que unx diga, con lo que tengo o lo que veo del exterior, de afuera, lo canalizo y me lo guardo en mi interior, escribiendo, componiendo o haciendo diferentes acciones que nos llevan hacia el arte, o esto de hacer en el sentido inverso, es decir, algo que siento y tengo en mi interior mostrarlo hacia el exterior a través de la música”, comentó el Tuq para referir a los sentires que se ponen en juego en los momentos y expresiones artísticas.  

Resaltó la importancia de ese “ida y vuelta”, en donde artistas y público comparten con lxs otrxs y les dan sentido a los encuentros. Explicó que se siente muy movilizado cuando percibe que la gente a la que le está compartiendo su arte, puede salirse del rol del ser cotidiano o rutinario. 

Nos contó: “Por ejemplo, estoy cantando y la gente se emociona y se puede salir de ese rol que tiene todo el tiempo para poder jugar conmigo, poder tratar de estar en una situación de una historia que estoy contando, el simple hecho de que se emocionen con algo; o alguien que no le gusta lo que estoy diciendo, salirse de ese rol y enojarse; o alguien que le da risa y está jugando conmigo, eso a mí me encanta”. 

Entre risas, comparó a sus creaciones artísticas con un “tenedor libre”, “onda, unx tiene una idea de lo que es, pero llegas y te podes encontrar con una banda de cosas más o con algo totalmente distinto”, refirió y justificó diciendo que al llegar a los tenedores libres tenes la idea de que queres comer algo particular, pero al ver un montón de cosas más y variadas, notas que hay más propuestas interesantes y queres un poco de todo.  “En la composición soy un poco así, me gusta esto de sacar un poquito de cada cosa para ver cómo queda y flashar”, aportó. 

Retomando la idea anterior, de poder salirse de los roles o la rutina cotidiana en los momentos de sentires y expresiones artísticas, el músico agregó que esto implica poder entregarse. Reflexionó que, para los artistas, el momento en que se expresan las creaciones, implica desnudarse, “en ese ambiente, cuando unx se entrega, unx se desnuda, se expone de manera zarpada y se muestra una parte muy íntima de nuestro inconsciente, y cuando en el ambiente todxs se entregan, es un patio de juegos donde juegan todas las emociones”, remarcó. 

Imagen de Flor Garello

Lado B/B, su segundo “Mixflytape”

“Esto que saqué hace unos meses, es mi segundo Mixflytape, así es como le digo. Es un MixTape, pero el fly viene porque cada tema es como pequeños viajecitos, como cuando vas de una ciudad o de un pueblo a otro y ves en el bondi muchos paisajes, bueno algo así”, comenzó el Tuq. Nos contó que su nombre surge porque se trata de la segunda parte del material que venía produciendo y que, en cuanto a lo sonoro, le pareció que le daba un tinte de frescura el término “B/B”. 

En relación al proceso de creación, mencionó que lo conoció a Aries y que lo considera un productor zarpado, con él comenzaron trabajando, Aries haciendo bits y el Tucu escribiendo letras para esos temas. “Cada vez que nos juntábamos a hacer yo ya flashaba como iba a ser la subida, qué onda con las redes, como subirlo, single, video, subirlos como EP, hacer disco. Manijie una banda de cosas y al final no se hizo nada de lo que pensé, pero porque no se tenía que hacer y se dio de una manera que me encanta que es la cosa espontánea y como sentir el instante y el orden de hacer las cosas”, contó. Así, podes escuchar Lado B/B de manera gratuita y accesible, a través del canal de youtube del Tuq. 

Nos comentó que para este “Lado B/B” su intención era que no se trate de letras tan “sociales”, sino que sea un material flashero, con sonidos más frescos. Expresó: “Creo que es un buen MixTape para escucharlo re loco, esa fue la búsqueda, algo que sea para la cabeza, fresco, llevadero y que te haga flashar, dentro de lo que es hacer música urbana”. 

Además, mencionó que esta creación, no sólo los involucra a él y a Aries, sino también a Sebas Castro- @f_ceba-, a través de las teclas, se sumó a los primeros dos temas. “En el primer tema lo invité a un compadre que amo una banda, el Emi Agüero, vino con el trombón y la rompió como siempre”, agregó el Tuq. Por otra parte, contó que Regi Ritacco es la voz de los estribillos del segundo tema. En relación al tercer tema, explicó que se trata de un trap, un bit de Lobó, dúo local y que lo hizo tras escuchar una letra de Tabaré Cardozo que lo interpeló a escribir algunas cuestiones, agregó que este último beat da paso a lo que próximamente sería el Lado C de esta producción musical. 

“Me re gusta compartir con gente que está implicada en lo que hago, o en las personas que pienso cuando lo hago, cosa de que dejen su huella, ya sea grabando algo o compartiendo data, pero que la huella de su esencia esté”, valoró el músico. 

Lo que se viene 

Comentó que se vienen algunos temas de hip hop de la mano del jazz, “se viene la continuación de este viaje, que ya hay uno, harte and the algo no tan serio, después Lado B/B y ahora se vendría el tercero que sería el Lado C, y es cortito y al hueso”, definió entre risas. Anunció que el Lado C, se va a llamar Calle/C. 

Expresó las ganas de salir a tocar con la banda que en la actualidad conforma con El gran dañez (Santi Yañez) en batería, Cocho (Agustín Correa) en teclas, Cuerno- @Santapoderosa en tecla, Ger Vallejo en bajo. 

“La Tucson Fest es una fiesta que quiero empezar a armar, que se vayan moviendo difusión de las cosas locales, tanto bandas o emprendimientos, hay feriantes también”, mencionó refiriendo a la fiesta que tuvo lugar el finde pasado en Matria Bar Cultural. 

Resaltó que el plan es tocar, grabar, expresar y poder moverse, “seguir este proceso de tratar de crear y de vivir de la música”. 

“Cuando el arte ataque no habrá nadie que resista, alta frase, más en la crisis que estamos pasando hoy en día, de todo, económica, cultural, que se está dando este cambio de principios y convicciones y hay una generación que está rompiendo con la otra, para poder subir este escalón como sociedad;  creo que el arte y lxs músicxs no tenemos que ser indiferentes, tampoco soy nadie para decir a otra persona que hacer, creo que la conciencia social va de la mano con lo que hacemos, mucho, y no somos culpables de donde estamos pero si culpables de salir de aquí, presentar una solución y que las cosas sean más leves”, aportó el músico. 

Imagen de Nacho Cárdenas- Fidias Producciones

Salir del norte y llegar a la Villa 

 “Creo que todo empieza por mis ganas de salir del norte, salir de Tucumán, para poder encarar este proceso que quería hacer, que trata de vivir de lo que es la música, el arte, tratar de salirme del confort que tenía allá y con la mentalidad de no atraer ese confort hacia donde vaya”, comentó. 

Recordó que uno de sus tíos le hablaba de Villa María y que en principio sus ojos estaban puestos en capitales como Buenos Aires o Córdoba. Lo que terminó por convencerlo para viajar a Villa María a ver “qué onda”, fue que le dijeron que era como un pueblo que estaba creciendo, por lo tanto, pensó que la ciudad estaba atravesando distintos procesos y sobretodo vinculados a cuestiones culturales. Nos contó que se reconoce viviendo en espacios más tranquilos, expresó: “soy más del campo que de la cuidad”. 

Por otra parte, destacó que también lo movilizó la idea de que exista una universidad pública que cuenta con la carrera de Licenciatura en Composición musical, “por lo tanto, data hay”, dijo entre risas. 

Llegó a la ciudad un día de verano, acompañado por su mamá que le hizo el aguante en acercarse a conocer el lugar; justo se estaba desarrollando el Festival de Peñas: “vimos el locuron que era y dije, ¡me quedó acá!, músicxs por todas partes, peñas”, a pesar de que le parecieron caretas. Se quedó en la ciudad, nos cuenta que desde ese momento notó que habría mucha gente “en la movida”, cosas para ver y conocer, compañerxs para charlar de distintas cosas. 

Mencionó que, con el paso del tiempo, notó que Villa María es un lugar pasajero. “Empecé a juntarme con gente que viene y va, vuelve aquí, aprende cosas y se va a otro lado. Me atrajo mucho eso y creo que también estoy acá para aprender cosas, experimentar, probar, crecer y partir, y seguro volver después”, expresó el Tuq. 

Por acá podés escuchar los dos viajes musicales que se mencionan en la nota

El Tuq. Harte and the algo no tan serio.

PROD @a.r.i.e.s.a.r.i.e.s  DISEÑO @elfautoo MASTER @facugonzalezulloque

El Tuq. Lado B/B.

PROD: @a.r.i.e.s.a.r.i.e.s  DESIGN: @elfautoo   MASTER: @facugonzalezulloque 

*La imagen de portada es de Flor Garello. 

One Comment on “El Tuq, jugando entre letras y beats”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *