Morir de Estado

Compartimos esta reflexión de Emi Massuh

¿Mediante que método cree usted que se podrían evitar las muertes por frío o por hambre? ¿Con la Patria?, ¿Con Diosito?, ¿Con el voto?, ¿Con balas?, ¿Quizás militarizando?.

Esta “democracia” ha logrado modificar las relaciones semánticas de las palabras de una manera nunca antes vista.

Un sinónimo de cama podría ser vereda, un sinónimo de heladera podría ser tacho de basura, el barrio se asemeja al asentamiento, donde algunas familias pueden “descansar”, con un ojo abierto y el otro cerrado, antes de que vengan las topadoras a desalojar su escaza dignidad. Entre paredes de silo bolsa y cimientos de nada. El paseo familiar consiste en andar mendigando por las calles y avenidas, donde el sistema los bombardea de publicidad y les muestra con una mano lo que les esconde con la otra, donde los vidrios se levantan y las puertas se cierran, pero ¡ojo!, la de los barrotes se les abren, porque la cárcel se asemeja también a escuela y el taxi al patrullero. Los shoppings son pequeñas europitas que solamente pueden ser vistos desde la vereda. Los restaurantes son la esperanza de que las sobras de la indigestión se conviertan en la cena de la desnutrición. Seguridad equivale a que los alambren y les metan un muro, para separar los privilegios de los peligros que puedan llegar a perturbarlos. La salud implica la intervención divina de la suerte de no enfermar o de encontrar un hospital público que no este desfinanciado y que funcione.

Y este sistema que logra unir el invierno con la muerte, se encarga sistemáticamente de vomitar cada día mas personitas al helado infierno de la intemperie, en una cadena de ensamblaje que comienza por la decisión desde un despacho y continua por las fuerzas de seguridad que las reprimen, siguiendo por los medios de incomunicación que las estigmatizan y terminando por lxs fascistas que las prenden fuego mientras duermen.

Nosotroxs lxs privilegiadxs del agua calentita, desayuno, almuerzo, merienda y cena. Nosotrxs lxs Starbucks de la vida, los Osde de la salud, ¿Cómo creemos que se puede terminar con todo esto?.
Sentados en primera fila, en este cine donde se proyecta la desigualdad, donde a lxs provida se les mueren “ex fetos” en las puertas de sus iglesias, donde el “progreso” consiste en abrir un Mc’Donalds en una Villa, donde el único derrame que vemos es el de sangre pobre, donde la inversión consiste en dotarse de armamento represor y donde se inauguran mas cárceles que escuelas.. ¿Realmente creemos que las urnas son la solución? ¿que un nombre propio es la salvación? ¿No basta con 200 años de un sistema que evoluciona en el fracaso?. El Estado tira el problema y esconde los resultados.

¿Militamos la perpetuidad de esta realidad?

¿Cuál es la única y verdadera GRIETA que debería existir?

 

*La imagen fue extraída de Página12.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *