Rumbo al 28 de mayo: Nuestra lucha es verde y cotidiana

El próximo 28 de mayo será presentado, por octava vez ante el Congreso de la Nación, el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Porque necesitamos leyes que garanticen más y mejores derechos, para que lxs cuerpxs gestantes en cada rincón del país puedan decidir.

Porque nuestra lucha no se ajusta a los tiempos legislativos o a las agendas del Estado, nuestra lucha es cotidiana y llegamos hasta acá construyendo y fortaleciendo lazos de sororidad, encontrándonos en cada espacio. Porque llegamos hasta acá, pero con la mirada puesta siempre en horizontes emancipatorios.

Porque exigimos al Estado, al igual que en las calles, en las aulas, en los trabajos, en los clubes, en los barrios, en los bares, que se respete nuestro derecho a decidir ¡Que podamos decidir sobre nuestrxs cuerpxs, sobre nuestros deseos y proyectos de vida!

El día en que será presentado, se conmemora el Día Internacional por la Salud de las Mujeres, pero además se trata de una fecha poderosa por otras cuestiones: Hace 7 años atrás, se presentaba por primera vez el proyecto y hace 14 años, también un 28 de mayo, nacía la Campaña.

El nuevo proyecto se basa en la propuesta que fue debatida el año pasado, pero también recoge aportes de la instancia de media sanción (aprobada por Diputadxs el 14 de junio de 2018). Asimismo, y como advierten desde la Campaña, incorpora cuestiones que fueron surgiendo del análisis de los debates sociales, en las reuniones regionales y mesas de discusión, así como también en la última plenaria nacional que se desarrolló en Córdoba. También retoma aportes de las discusiones parlamentarias llevadas a cabo durante el tratamiento de la ley en el Congreso.

Algunas cuestiones del nuevo proyecto de IVE

Entre los puntos fundamentales del proyecto, se reconoce que lxs sujetxs a lxs que tiene alcance la normativa serán “toda mujer u otras identidades con capacidad de gestar”, quienes tendrían “derecho a decidir voluntariamente y acceder a la interrupción legal de su embarazo, hasta las catorce semanas, inclusive, del proceso gestacional”. Podrán acceder a un aborto voluntario, legal y seguro, en los tres sectores del sistema de salud (público, de seguridad social y privado), y este acceso será gratuito en hospitales y centros de salud públicos. Además, este proyecto advierte que la práctica sea incluida en el Plan Médico Obligatorio.

Asimismo, ninguna mujer o persona con capacidad de gestación podrá ser penalizada; por otra parte, no incluye la objeción de conciencia por parte de lxs profesionalxs que podrían realizar la práctica, ya que, la Campaña considera que se trata de una práctica de salud que es un derecho, que no puede ser negado o vulnerado por justificaciones personales, religiosas o morales.

Por otra parte, y debido a las distintas expresiones de los poderes eclesiásticos y los grupos “pro vida” que constantemente buscan deslegitimar la lucha y la idea de que se trata de un derecho y que es un tema de salud pública, desde la Campaña se busca reforzar la propuesta y articularla con la garantía de derechos ya adquiridos, como son la Educación Sexual Integral (ESI) y los derechos sexuales y reproductivos.

Así, en el proyecto se destaca que “El contenido curricular sobre aborto debe ser enseñado como un derecho de las mujeres y personas gestantes, a través de contenidos científicos, laicos, confiables, actualizados y con perspectiva de género que puedan fortalecer su autonomía. Deben incluirse los contenidos respectivos en el currículo de todos los niveles educativos, independientemente de la modalidad, entorno o ámbito de las instituciones educativas, sean estas de gestión pública estatal, privada o social, lo que deberá hacerse efectivo en todo el territorio nacional a partir del ciclo lectivo inmediatamente posterior a la entrada en vigencia de la presente ley”.

En relación al acceso a la información, el proyecto propone que desde la primera consulta lxs profesionalxs de la salud deben brindar información sobre los distintos métodos de interrupción del embarazo y lo que respecta a sus alcances y consecuencias.  A su vez el texto menciona la figura de Asesorías, para referir a que, los establecimientos de salud deben garantizar, siempre que sea requerido, información sobre el procedimiento que se llevará a cabo y los cuidados posteriores; atención de salud integral previa y posterior; acompañamiento en el cuidado de la salud e información objetiva y actualizada sobre los métodos anticonceptivos disponibles. Asimismo, deben proveer estos métodos, pactados en el Programa Médico Obligatorio.

Es preciso resaltar, que esta normativa entre sus justificaciones se ampara en los derechos reconocidos por la Constitución Nacional y los Tratados de Derechos Humanos a los que adhiere nuestro país; además retoma la definición de salud integral que pacta la Organización Mundial de la Salud (OMS). También establece modificaciones en lo que refiere al Código Penal Argentino.

La marea verde ya se impuso en las calles

Desde la Campaña destacan que esta marea no para de crecer, a lo largo y ancho del país. También destacan la participación de jóvenes, estudiantes de escuelas secundarias que en las aulas y en las calles hacen escuchar sus gritos por Educación Sexual Integral y para que se entienda al acceso al aborto como un derecho.

Porque se trata de un tema de salud pública. Porque es el Estado quien debe garantizar nuestros derechos y el acceso a nuestras libertades. Porque en la calle, en las aulas, en nuestros trabajos, la lucha es nuestra. Porque nuestros pañuelos ya coparon todos los espacios, porque nuestra lucha no se detendrá hasta sabernos vivxs, libres, sin miedo, decidiendo con libertad y a través de nuestras expectativas y deseos. Porque no queremos más cuerpxs muriendo en abortos clandestinos. Porque las “vidas” no se salvan intentando imponer discursos de moralidad y ética en nombre de alguna religión, se salvan garantizando el derecho a la salud integral.

Por que ya nada nos va a detener, seguiremos gritando y exigiendo Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir.

Ingresa a este enlace y accede al documento del proyecto de IVE.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *