Medios comunitarios reclaman a ENACOM: ¡La comunicación es un derecho!

En el día de ayer, medios alternativos y comunitarios de distintos puntos del país realizaron acciones para visibilizar los incumplimientos y deudas por parte del Ente Nacional de Comunicaciones –ENACOM. Los reclamos se elevaron en las distintas sedes del organismo.

Las diversas redes que articulan a radios y televisoras comunitarias expusieron la lamentable situación que están atravesando trabajadorxs y comunicadorxs del sector. Un sector trascendental para el fomento y la concreción del Derecho humano a la comunicación, de la libertad de expresión. Sin medios comunitarios, alternativos, populares, autogestivos, no hay democracia y no tenemos acceso a voces y relatos diversos y anclados en comunidades, territorios y experiencias particulares.

La situación que exponen es concreta: El organismo estatal debe 1000 millones de pesos, correspondientes a los FOMECA (Fondo de Fomento Concursable de Comunicación Audiovisual)  establecidos en la “Ley de medios” (LSCA n° 26522) y que le corresponden a medios comunitarios, originarios y de frontera.

A su vez, las radios comunitarias sufren a diario procesos de deslegitimación e ilegalización de sus propuestas, así como también son decomisadas, silenciadas; en algunos casos radios comunitarias que cuentan con licencias asignadas deben lidiar con frecuencias de empresas o grandes medios que interfieren en la suya y el Estado no ejecuta las correspondientes acciones para el ordenamiento del dial. Un ejemplo de esto fue la situación que debieron atravesar compañerxs de Radio El Grito hace algunos meses atrás.

Por otra parte, Cablevisión y TeleCentro incumplen la ley excluyendo a canales de TV comunitarios que cuentan con licencias de la grilla.

A estas situaciones, se suman los embates del Estado que, a cada paso, vulnera los derechos y quita posibilidades a estos medios en lo que refiere al normal desarrollo de sus propuestas comunicacionales y por ende ataca las posibilidades de lxs trabajadorxs. Con esto referimos a que, las radios comunitarias legalmente empadronadas en las grandes ciudades del país, no reciben licencias porque el gobierno se niega a otorgarlas; el fomento establecido por ley para medios comunitarios e indígenas en el 2018 es menor que la pauta oficial nacional recibida sólo por el grupo Clarín, pauta publicitaria a la que tampoco tienen acceso los medios de este sector. A su vez, todo esto se da en un contexto donde la concentración mediática no deja de incrementarse.

Nos sumamos a la difusión de esta situación porque consideramos que es ENACOM, es el Estado, quienes están vulnerando nuestro derecho a la comunicación, a la posibilidad de recibir información variada y también a la posibilidad que tenemos de difundirla, ya que son los medios comunitarios los que abordan y expresan las voces del pueblo, las situaciones cotidianas, experiencias, problemáticas de las comunidades y de aquellos sectores que no son noticia para los medios hegemónicos. No nos vamos a cansar de gritar que, sin medios comunitarios no hay democracia.

Desde La Ventolera apostamos a que la comunicación es un derecho humano y también es el deber de todxs defenderlo. Defenderlo ante un Estado ausente y mercantil, que busca apagar a esas “otras campanas” que entienden al periodismo y a la comunicación como herramientas para la transformación y el empoderamiento popular.

“Este organismo es un incumplidor serial, no cumple con la ley, no regula y cuando interviene, interviene a favor de los medios concentrados, venimos a reclamar que nos paguen una deuda de más de 1000 millones de pesos destinada a medios comunitarios, que no es una concesión graciosa, es un derecho que hemos ganado como sector”, afirmó Natalia Vinelli, integrante de BarricadaTV.

Sumamos el video de BarricadaTV para ampliar la información sobre el reclamo.

 

*La imagen de portada es de Incupo. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *