“Es hermoso poder compartir la música y otras realidades artísticas con mujeres y disidencias de todos lados”

Así lo expresaron las compañeras del Colectivo de Músicas Feministas de nuestra ciudad. Charlamos con ellas para conocer más acerca de su participación en el II Encuentro de Música de Mujeres,que se realizó en Santiago del Estero. Comentaron la manera  en que se organizaron para poder viajar, alojarse y compartir de unos días de música y formación.

El colectivo de músicas feministas está integrado por compañeras residentes en Villa María, nos cuentan que comenzaron a organizarse desde diciembre del año pasado realizando asambleas, advirtiendo de la necesidad de encontrarse y compartir experiencias.

Compañeras que integran el Colectivo, comentaron que las contacta Carolina Haick – presidenta de la asociación de música de mujeres de Santiago del Estero, quien además es egresada de la Lic. en Composición musical con orientación en música popular de la UNVM-, ella les comentó sus dinámicas de organización y las invitó a participar del 2do Encuentro Nacional de Música de Mujeres. “A partir de ahí, empezamos a planificar actividades para la autogestión y a convocar a más mujeres que quieran participar tanto del viaje como del movimiento”, expresaron.

Organizarse para viajar

“En primera instancia, nos reunimos en una asamblea abierta en el Campus para ampliar la convocatoria y organizar un festival en Matria Casa Cultural para recaudar fondos”, indicaron. Este evento se llamó “Ura Festi” y participaron proyectos musicales de compañeras del movimiento y, en palabras de las Músicas Feministas, también se sumaron compañeras que, desinteresadamente quisieron colaborar. Entre ellas nombraron a La Parsifónica, Belén Corzo y Manu Dj. En relación a la forma de organizarse que tuvieron, aclararon: “Tanto en el festival como durante el viaje nos manejamos en plan autogestivo y horizontal, todas colaborando”.

Por otra parte, por ser casi todas las integrantes del movimiento estudiantes de la UNVM, solicitaron respaldo de la institución y de agrupaciones estudiantiles. “Gracias a su colaboración y a lo recaudado en el festival, pudimos solventar casi completamente todo lo que conlleva el viaje para 18 compañeras”, resaltaron.

Acerca del II Encuentro Nacional de Música de Mujeres

Informaron que los ejes del 2do Encuentro Nacional de Música de Mujeres incluyeron diversos espacios: conferencias, talleres, conciertos, micrófonos abiertos, foros, mesas debate, ferias y momentos recreativos de intercambio musical entre participantes.

“El II Encuentro de mujeres músicas fue un espacio donde se abrió la conciencia, donde entendimos que talento sobra pero faltan oportunidades, todavía falta que se abran espacios y cambien algunas condiciones”, indicaron.

La conferencia de apertura estuvo a cargo de la compositora correntina Teresa Parodi, quien además es ex ministra de cultura- ex ministra de un ministerio que ya no existe. Luego contaron con la posibilidad de participar de diversas mesas de discusión en relación a temas como la ley de cupo y acceso de artistas mujeres a los escenarios, espacio que estuvo a cargo de Mavi Díaz (vicepresidenta de la Asociación Argentina De Interpretes); Celsa Mel Gowland (ex presidenta del Instituto Nacional de Música) y Paula Rivera (actual presidenta de INAMU). Las Músicas Feministas también mencionaron la mesa que abordó el debate sobre músicas autogestivas, a cargo de Clara Cantore (compositora de Córdoba); Daniela Medrano y Paula Rivera; entre otros debates que se sucedieron en el Encuentro.

“Tuvimos la oportunidad de intercambiar talleres, debates y conciertos con mujeres inspiradoras del ámbito musical como Lilián Saba, Mariana Baraj, Laura Chaker, Chacha de León (Uy), Viviana Pozzebón y muchas más. Participamos en los conciertos estuvieron músicas cordobesas como Las ninfas, Vivi Pozzebón y Las tamboreras, Clara Cantore, Anatema, CCI KIU, Alma Nómade, entre otras”, comentó el Colectivo local.

En este encuentro además, pudieron compartir con compañeras de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Luis, Córdoba Capital, Buenos Aires, La Plata, Santa fe, Rosario, La pampa, Neuquén, Mendoza y hasta de Uruguay.

La jornada se desarrolló desde el 18 al 21 de abril, las compañeras señalaron que lograron alojarse todas juntas quienes habían viajado desde Villa María en la casa de una compañera santiagueña que forma parte del Colectivo local.

En relación al alojamiento, comentaron: “El lugar es una escuelita de arte donde convivimos organizándonos en comisiones para cocinar, hacer compras, limpiar además de hacer música prácticamente todo el día. Estuvimos preparando la presentación de la banda que surgió a raíz de la invitación de artistas independientes de Santiago para tocar en su fiesta, “La Sagrada Musiquera” que fue el sábado 20 por la noche. Las compañeras explicaron que la banda que conformaron desde el Colectivo, “Ura ura beat”, tiene la función de estar a disposición musicalmente para las distintas propuestas o necesidades del movimiento, y que en esta ocasión se centró en afrobeat bailable.

Sororidad para resistir

“Estamos atravesando tiempos muy difíciles a nivel socio-político y económico, en momentos así consideramos que el arte y la cultura son lazos para sostenernos y colaboran a tender puentes hacia nuevos paradigmas”, reflexionaron las compañeras artistas.

Asimismo, apelaron a la sororidad para la organización del grupo y de las actividades que puedan surgir: “Organizarnos, autogestionarnos, compartirnos y generar espacios de resistencia artística también nos interpela como mujeres a conducirnos con sororidad. Es hermoso poder compartir la música y otras realidades artísticas con mujeres y disidencias de todos lados, descubrir nuevas influencias musicales y filosóficas”, manifestaron.

Luego de esta experiencia, las compañeras vuelven a extender la invitación a mujeres, trans, travestis, lesbianas, bisexuales, no binaries y demás disidencias a acercarse a las próximas actividades de Músicas Feministas.

*Las imágenes fueron enviadas por el Colectivo de Músicas Feministas de Villa María. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *