Grupo de Reforestación Takku: Por el renacer del monte nativo

El grupo de reforestación Takku comenzó a trabajar en el año 2010, charlamos con Mechi Caballero, una de sus integrantes, quién nos contó que se trata de un proyecto de reproducción de especies nativas de Córdoba que además busca informar, concientizar y ubicar arbolitos en tierra, árboles que ellxs germinan.

Por otra parte, nos contó que estos árboles, se venden en ferias, algunos se regalan en talleres que organizan y otros viajan a las sierras cordobesas y se distribuyen allí. “Este año hemos vendido por primera vez algunos a campos, para reforestar espacios rurales en la llanura”, agregó Caballero. Mencionó que realizan talleres informativos, también de germinación, éstos y los espacios de feria, consideran que propician el diálogo con la gente que se interesa y pregunta sobre las especies nativas.

Le consultamos sobre la importancia de llevar a cabo un proyecto como el que construyen para la ciudad y la región, explicó: “Córdoba ha perdido casi la totalidad de sus bosques, queda menos de un 3 % de la cobertura de bosques originales, autóctonos, porque se han introducido muchas especies exóticas que degradan el bosque nativo”, a lo que sumó la explicación de que la falta de bosque trae consecuencias que las vivimos tanto en las sierras, como en la llanura que son las sequias e inundaciones, la desertificación del suelo, “todo eso es causado en gran parte, por la deforestación”, indicó.

En relación al conocimiento por parte de la sociedad sobre la situación que atraviesa la provincia de Córdoba, Caballero opinó que en las sierras se conoce más, porque “el impacto es directo”, pero que en localidades como Villa María “como el impacto llega más lento, se cree que con obras todo se arregla”.

Mechi nos contó un poco sobre el trabajo que realizan, que trata de salir al monte, buscar la semilla, recolectarla, separarla y que esto lleva un proceso de varios meses. “A fines de enero y en febrero, aprovechamos nuestras vacaciones para hacer la recolección de distintos árboles, frutos, chauchas”, expresó y también señaló que han recolectado hasta el momento, semillas de las sierras, del norte del país, de la región de cuyo y que este año piensan recorrer algunos lugares del sur. Asimismo, explicó que, los árboles que se adaptan los introducen y ubican en la ciudad y alrededores, y los demás los conservan para investigar y conocerlos más, también para realizar pruebas de germinación, “acá no los queremos ubicar, porque no son de acá”, resaltó.  Caballero agregó que introdujeron árboles que se distribuyen por todo el país, como son el Cina Cina y Lagaña de perro.

Al consultarle quiénes integran el grupo de reforestación Takkú, Mechi señaló que se trata de un proyecto familiar, algunxs se encuentran en Villa María, otrxs en Paravachasca y también en Punilla, lugares donde hacen circular tantos los arbolitos, como la información necesaria para que se conozca la importancia del monte nativo.

Por otra parte, Mechi nos contó que participaron en algunas de las marchas que se realizaron en Córdoba capital y que, Emilia, integrante de Takku, también participa de la Asamblea Socioambiental El Monte Nativo Vuelve.

Para finalizar, le pedimos que defina a Takkú en pocas palabras. Nos dijo: “Renacer”. Contó que lo considera como “una meta un tanto utópica que propone tratar de cuidar el bosque que queda e intentar recuperarlo”.

“Nació por un incendio que nos tocó vivir, que pasó por encima de nuestra casa en Rumipal. Un parque que nos llevó 30 años trabajar, en dos segundos se destruyó todo, nos dejó sin palabras. En las primeras lluvias, ver que habían brotado los chañares y espinillos, fue una lección de vida, de ahí en más empezamos a trabajar con nativas. Fue un aprendizaje doloroso y hermoso a la vez, asique la palabra podría ser renacer”, comentó Mechi.

Para comunicarte con  Reforestación Takku:

Perfil de Instagram

Perfil de facebook

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *