Entre la poesía y la canción: “Un espacio para sentir, decir y hacer”

Hablamos con Romi Pizarro sobre su libro autogestionado “La Piel que Cubre”, conversamos sobre su música, su poesía y militancia a través del arte. Conversamos con Romi y nos volvimos canción.

Romi Pizarro, oriunda de San Juan, nos cuenta que llegó a Villa María hace cuatro años con la idea de aprender conocimientos teóricos de música en la universidad. “En San Juan no hay muchos espacios donde aprender música popular y cuando me enteré de este lugar sentí que no podía demorarme más y acá estoy” comentó.  A su vez, agregó: “además de todo lo aprendido en la carrera encontré en esta ciudad gente maravillosa con la que crezco y aprendo en muchos otros aspectos”.

Nos cuenta que comenzó a tocar desde los 15 años. “Mi viejo me enseñó entre cancioneros y orejeadas como aprendió él y hace dos años empecé a tomar clases con Facu Seppey, ahí empecé a entender el instrumento y explorarlo más” resaltó.

Sobre la escritura, menciona que empezó como un medio de descarga a los 17 años y que “después fue agarrando forma y ahora ya no puedo parar”.

En cuanto a la fusión de estas dos maneras de expresión, es decir la música y la poesía, explica que las canciones empiezan más o menos con la escritura, “casi como un juego de ponerme a prueba terminé descubriendo que ahí estaba mi lugar en el mundo”.

La música

“La música es un espacio para sentir, decir y hacer. Es un vínculo con el todo para transmitir un mensaje de amor” explicó Romi. “La música es siempre amor y no hay más” agregó.

Su música generalmente habla de experiencias propias, “aunque a veces surgen cosas que no tienen mucho sentido en un principio y con el tiempo termino entendiendo a la Romi del pasado que estaba tratándome de hablar” comentó.

La Piel que Cubre. Un libro de poesía autogestionado.

La piel que cubre es su primer libro de poesía, que autogestivamente logró publicarlo y compartirlo de forma física. “En ese proceso colaboraron un montón de personas con las que estoy eternamente agradecida”.

En cuanto al contenido del libro explicó que es “un rejunte de palabras y sentires atemporales en mi vida, una especie de cierre de ciclo”. “La idea con el libro siempre fue inmortalizar todo ese proceso que me hace ser esto que soy hoy” añadió.

Sobre la diferencia de autogestionarlo y llevarlo a cabo con una editorial explico que “con una editorial el proceso era menos laburo, pero más costoso, las decisiones dejaban de ser tan personales”. “Sentí que en la autogestión podía encontrar la comodidad de publicar como yo quisiera, con un costo mucho más accesible para la gente y con la idea de que se comparta libremente” especificó.

El arte en el mundo como espacio político.

Romi nos comentó que considera que el arte es una visión necesaria para sostener el mundo. “Siento que todxs podríamos a través de cualquier rama artística, canalizar conflictos o situaciones que nos alteran o simplemente brindar amor” enunció. A su vez, comentó: “Intento en cada canción llegar a la profundidad, después lo que pasa dentro de cada unx ya es muy personal”.

En cuanto a su militancia feminista, explicó: “me sale mejor un poema o prosa para plantear una postura feminista. Es una de mis luchas asique en cada situación, incluido el plano artístico, busco transformar y compartir desde esa deconstrucción que intento habitar cada día”.

Celebramos que las compañeras músicas, artistas, encuentren espacios donde seguir visibilizando y militando el arte y sus formas de expresión. Espacios que nos reúnen a todas por construir mundos en los que nos hacemos escuchar, nos empoderamos y nos hermanamos.

La foto de portada es de Ana Paula Pizarro.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *