“Estamos juntas y vamos por más”

Así lo expresó el Colectivo de Mujeres de Justiniano Posse que difundió recientemente un comunicado para expresar su postura debido a las repercusiones negativas que hubo en dicha ciudad luego de la última concentración realizada el 13 de junio, encuentro que tuvo como objetivo acompañar el proceso de debate en diputados del proyecto por la interrupción voluntaria del embarazo. “Las y los adolescentes han decidido que es tiempo de hablar. Es tiempo de hacer un tratamiento riguroso de temas complejos vinculados a la sexualidad. Es tiempo de que la escuela, especialmente la secundaria, se haga cargo de las preguntas de sus alumnxs, de que asuma de una buena vez la pedagogía de la pregunta”, palabras del documento que denotan su intención y la importancia de visibilizar este tipo de problemáticas.

Dicho documento advierte sus intenciones en las primeras líneas, comunicando que en la jornada que se realizó se compartieron experiencias donde lograron visibilizar “el peso que conlleva tener una ideología diferente en espacios que habitamos a diario y en los que nos vemos muy expuestas”, así, presentan la necesidad de reaccionar y denunciar.

De esta manera, resaltan algunos testimonios anónimos que sucedieron vinculados a la institución educativa, aquí se incluyen algunos que demuestran la gravedad de la situación.

“En diferentes cursos, se han presentado situaciones en las que no se ha respetado ni considerado que una alumna piense distinto. Se nos brinda un discurso que no toma en cuenta los diferentes pensamientos que podamos tener, nos desinforman causando confusión. Un profesor dejó de dar su materia una mañana para dar un discurso contra el aborto legal, lo cual no le corresponde. Trató a les alumnes que son pro-aborto legal comparándoles con los animales, remarcando que estos sí tienen a sus crías y en cambio, nosotras les estamos matando, nos amenazó usando distintas palabras y nos trató de muy mala forma.”

Uno de los videos que mostraron en el colegio se trataba de una chica víctima de violación, ella quedó embarazada y decidió tenerlo. Empezaron a hablar de los delitos de violaciones y justificaron los ataques de este tipo por la ropa que lleva a veces la mujer, si toma o no alcohol, la hora en la que anda por la calle, etc. A la hora de exponer, el trabajo que estuviera a favor del aborto legal o que fuera sobre algún tema como diversidad de orientaciones sexuales, etc, pasaban por las manos de muchísimxs profes, lo comentaban entre todes, en su mayoría se mostraron reacios a integrar todos los trabajos en la exposición, no tuvieron buen trato con quienes pensamos distinto.”

Por otra parte, el mismo comunicado manifiesta que la Iglesia del pueblo determinó, luego del pañuelazo en Plaza Manuel Belgrano y de la media sanción que obtuvo el proyecto de ley, “expulsar a integrantes de sus actividades, sacándoles grupos a cargo y prohibiéndoles volver a cantar”, por ejemplo. Asimismo, mencionan algunas publicaciones de Facebook de representantes de esta institución dirigidos a madres y padres que tengan hijas feministas, “Si tu hija fue una de las del asqueroso pañuelo verde, tenés toda la razón de sentarte, llorar un buen rato, y sentir que has fracasado como padre o como madre”, uno de los comentarios resaltados por este Colectivo, que además aclara que existen muchas otras publicaciones donde expresan el odio hacia las mujeres que no comparten sus mismos pensamientos.

En este marco, el Colectivo resalta sus intenciones aclarando que su lucha se inscribe en el derecho a la salud pública de las mujeres que, según afirman, implica dos cuestiones fundamentales: la educación sexual integral y el aborto legal seguro y gratuito. En relación a la primera, manifiestan que han podido observar la falta de aplicación en los colegios secundarios donde se limita a la educación sexual al rol de las mujeres como aparatos reproductores. Por otra parte, expresan su rechazo ante toda situación de machismo, misoginia y discriminación, “no queremos más coacción al momento de expresar nuestras opiniones”, declaran.

La Ventolera se suma a la difusión de este comunicado porque nos encontramos en un momento histórico en el que, tal como lo expresa este Colectivo de Mujeres, “estamos juntas y vamos por más”, y porque valoramos que lxs adolescentes y todx aquel que sienta que sus ideas no tienen lugar en algunos ámbitos y para peor, que sus perspectivas son deslegitimadas e intentan ser calladas, se reconozcan lo suficientemente empoderadxs para romper con todo tipo de mandato social que intenta imponerse sobre nuestrxs cuerpxs y nuestros pensamientos. Juntxs en la lucha por nuestra libertad y por nuestros derechos.

Para leer el documento completo hace click en este enlace: Comunicado del Colectivo de Mujeres de Justiniano Posse.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *