Las sierras no se tocan: ¿Desarrollo de quién y para quiénes?

El gobierno de Juan Schiaretti definió como una de las obras viales con prioridad para el plazo que va desde 2018 a 2019, el proyecto “Alternativa a Ruta Nacional N° 38: Puente Costa Azul – La Cumbre”, más conocido como Autovía de montaña. Este proyecto, atravesaría el centro y sur del Valle de Punilla, con un trazado que resultaría paralelo al actual. Uno de los principales motivos para la ejecución de la autovía es el colapso de la ruta nacional 38, así, esta alternativa pretendería “agilizar” el tránsito. De esta forma, lo que actualmente se reconoce como una vía simple de dos carriles, se transformaría en otra de cuatro carriles.

La obra planteada por el oficialismo cordobés generará grandes impactos en términos ambientales, culturales, sociales, la gravedad de la situación también puede observarse  en la resistencia que se está generando por parte de vecinxs autoconvocadxs, asambleas,  organizaciones sociales, especialistas en diversos ámbitos (que hoy además, ya excede a lo que es netamente el Valle de Punilla) que comenzaron desde hace algunos meses a organizarse para debatir y construir un posicionamiento frente a esta obra que tendrá impacto directo en el devenir de sus días.

Asimismo, son estxs vecinxs quienes solicitan a sus intendentes, a los representantes políticos en general, que brinden información concreta y que atiendan a la multiplicidad de voces, a la participación social que merece la situación.  Estos grupos hoy encaran lo que conocemos como “Punillazo”, para proclamar el rechazo a la construcción de la autovía y el repudio total al accionar del gobierno provincial en su planificación y en las acciones realizadas hasta el momento.

¿Qué riesgos correría el valle de Punilla, en este intento de “agilizar el tránsito”?

Un documento elaborado por habitantes del Valle de Punilla que engloba conocimientos populares, así como también científicos y técnicos, resalta que el proponente  de la obra, es decir la Dirección Provincial de Vialidad, no cumplió con los Presupuestos Mínimos de la Ley General del Ambiente n° 25675, que en su artículo 2 estipula como un objetivo “fomentar la participación social en los procesos de toma de decisión” y “organizar e integrar la información ambiental y asegurar el libre acceso de la población a la misma”. También se vulneró el Manual de Evaluación y Gestión Ambiental de Obras Viales de la Dirección Nacional de Vialidad que define que la ciudadanía “puede plantear observaciones al trabajo realizado antes de llegar a la instancia de Audiencia pública”. Agregan que tampoco se generó el Estudio de Impacto Ambiental Acumulativo para toda la traza de la autovía, sino que se planteó en dos partes, y que esto afecta a la comprensión de los efectos globales que traería aparejada la obra.

En este marco, señalan que lo que llama la atención es que el Gobierno provincial ya haya asignado los fondos para la obra, a través del decreto 320/2018, cuando ésta aún no cumple con los requisitos legales para su ejecución. Es decir, aún no cuenta con la Licencia ambiental correspondiente, pero ya posee los fondos para ejecutarse (como muchísimos otros ejemplos que ocurren en la provincia, tanto provenientes de inversiones privadas como públicas).

Desde la Fundación Mil Aves, advierten que el proyecto atravesaría un yacimiento de uranio de 100.000 toneladas, que contaminaría el agua que utiliza el 70 % de lxs cordobeses para beber.

Además, el 76, 4 % de su trazado, invadiría zonas rojas (según la categorización de la Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques), “dañando de forma permanente e innecesaria el ambiente natural de las especies que lo habitan”. En relación a esto, agregan que afectaría los servicios ecosistémicos propios del bosque serrano, como lo es una mejor calidad de aire y agua, regulación térmica, protección de cuencas y mantenimiento de la diversidad. Esto es asociado a la disminución del valor paisajístico, cultural y también turístico de las Sierras Chicas.

Asimismo, advierten que la traza de la autovía se realizaría en una zona muy débil e inestable que podría generar derrumbes, situación similar se da en el Camino el Cuadrado. Esto representa un grave riesgo para quienes transiten por el lugar.

Por su parte, el Movimiento Campesino de Córdoba también manifestó su rechazo a este proyecto, apelando que detrás de un discurso de Desarrollo y Progreso para las poblaciones, el trazado propuesto arrasará con el Bosque Nativo, afectará cuencas hídricas y también reconocen que pasará por yacimientos de Uranio, “vulnerando el Derecho a la Salud y al Ambiente, poniendo en riesgo la vida de las personas y atentando contra el paisaje, los suelos y el monte”. Agregan la necesidad de elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental “realizado con la seriedad y el rigor científico que requiere un proyecto de esta envergadura”.

Estos son algunas de las opiniones o justificaciones que se brindaron y se encuentran disponibles http://www.senado.gov.ar/prensa/16355/noticias (consultado el 3 de julio de 2018).

También cabe destacar -que muchxs en la audiencia lo expresaron-, que la evaluación de impacto ambiental estaba realizada por alguien que desconocía el espacio en su totalidad y sus características. Esto se puede apreciar, por ejemplo, en la mención de especies animales que no existen allí.

 Audiencia histórica en Córdoba

De un total de 957 inscriptxs, 355 participaron como oradores: 285 rechazaron la autovía de montaña y también el Estudio de impacto ambiental; mientras que sólo 70 se posicionaron a favor. Las jornadas se extendieron entre 12 y 16 horas.

Esta audiencia se transformó en la de mayor duración de la historia de la provincia de Córdoba, ya que se prolongó durante 8 días (comenzó el 11 de mayo); así como también fue la que contó con la mayor cantidad de inscriptxs. Mientras avanzaban las exposiciones, se escucharon distintas intervenciones: “Se va a parar la autovía por la lucha popular”; “Las sierras no se tocan”; “Paso a paso se viene el Punillazo”.

Cuando el poder popular se reúne para enfrentar a las injusticias ambientales no hay burocracia que alcance. La burocracia y los intereses políticos económicos tambalean ante la resistencia de la organización colectiva, del poder popular de base y organizado.
Muchxs siguen intentando enterrarnos, todavía no se dan cuenta que somos semilla.

Otros enlaces recomendados:

Autovía de montaña: con el 80% de rechazo, termina la audiencia en Punilla- La Tinta

Presentan más de 200 objeciones técnicas y legales al proyecto de autovía de montaña- La Tinta

El Punillazo: crónica del despertar de un valle- Villanos Radio

*Ilustración: Sofia Liendo (hacer click para verla completa).

Imagenes: Codebona.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *