Mermeladas poderosas

En una esquina del barrio San Nicolás, compartiendo el espacio con otra organización, desarrolla actividades La Poderosa, una organización que construye desde los barrios, que busca transformar la realidad con el trabajo colectivo y cooperativo y la educación popular.

Se trata de un grupo chico, “pocos, pero caprichosos”, gente con convicciones y constancia, con ganas de sumarse a la lucha diaria de aquellas y aquellos que no entran en la mirada del sistema, o si, el sistema los ve y los corre a un lado.

Así, La Poderosa se mete en el barrio, y con los vecinos comienzan a organizarse desde el trabajo colectivo, entendiéndose desde un paradigma popular.

Nos encontramos para conversar, entre mates y bizcochos, nos comentaron acerca de lo que vienen realizando: encuentros de fútbol popular, huerta, reconocimiento de yuyos medicinales que se pueden encontrar en el San Nicolás, recoger fruta de los frutales disponibles en las casas del lugar, un mercadito popular, y la conformación de una cooperativa que produce mermeladas. La mayoría de las actividades se consignan dentro de la soberanía alimentaria, y ahí está el trabajo fuerte de ésta organización. Una de las integrantes destaca que “la lógica es que el barrio consiga alimento sano, barato y de época para consumir”.

A través de la participación y el aporte de los vecinos, se comenzó a conformar este proyecto, que no solo se basa en la producción y circulación de los bienes comunes y para que “las cosas no se tiren”, sino también para fomentar la cuestión de la soberanía alimentaria donde “todo tiene un proceso y un por qué, por ejemplo,  los cítricos están presentes en invierno”. Es decir, no sólo se fomenta a la producción, sino también a la formación, a producir conocimientos de por qué , cómo y cuándo consumir lo que consumimos.

Respecto a la cooperativa de producción de mermeladas, nos comentaron que se realizan cada 15 días y que existen de diferentes tipos : naranja, pomelo, limón, manzana, cayote. Realizan también conservas en almíbar de quinoto, zapallo y batata.

Las ganancias obtenidas pasan a un fondo común donde se descuentan los costos y luego se dividen las ganancias. Es importante destacar que, además de venderlas, cada integrante del equipo también las utiliza para consumirlas en sus hogares, aprovechando alimentos de calidad.

Las ganancias obtenidas pasan a un fondo común donde se descuentan los costos y luego se dividen las ganancias. Es importante destacar que, además de venderlas, cada integrante del equipo también las utiliza para consumirlas en sus hogares, aprovechando alimentos de calidad.

Por otra parte, para que sus dulces lleguen a los vecinos, las mujeres nos comentan que piensan y redactan un mensaje que las identifique y que también muestre un poco sobre el producto que ofrecen. De esta forma, surgen relatos como éste…

Acá estamos, continuamos trabajando y a partir de la economía popular nos formamos y transformamos, porque lo comunitario y colectivo sigue siendo el objetivo.

De la fruta a la olla salió una nueva ronda, y como respetamos la estación en esta vuelta invernal las variedades de mermeladas son: mandarina, naranja, pomelo, zapallo, cayote y pera, en la gama del naranja la que quieras. Y si la fruta te gusta más azucarada salieron las almibaradas: Zapallo, quinoto y batata.

Si en tu casa un frasco guardas y algunas de estas delicias encargas, hacenos caso y reutiliza, de paso no contaminamos y en tu bolsillo pensamos. Para finalizar esta caserita publicidad te hacemos acordar que el precio de las mermeladas es de $40, las almibaradas $60, y con frasquito, le restamos 5 pesitos.

La Poderosa Villa María les invita a formar parte y participar de éste espacio de construcción colectiva, a seguir construyendo desde abajo, con fuerza, haciendo escuchar las gargantas que gritan que el poder es popular.

Para entrar en contacto, se puede comunicar al 0353-154182112

“Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo” (Eduardo Galeano)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *