Compartiendo la cultura boliviana

La Ventolera tuvo la oportunidad de presenciar un ensayo de Caporales Corazón de María. Este grupo está conformado por distintas mujeres que deciden compartir en Villa María un poco de la identidad cultural de la comunidad boliviana, a través de la danza denominada “caporal”.

Llegamos a una casa en Villa Nueva, lugar donde se realizan los ensayos, y nos asombramos de la cantidad de mujeres, niñas y adolescentes que integran este grupo. Claudia Aban, Nelly Yurquina, Jessica Condorí y Norma Condorí frenaron su ensayo para poder comentarnos más sobre esta tradición.

Claudia nos contó que fue una de las primeras en realizar este baile en nuestra ciudad hace seis años atrás. Además, fue su tía la que trajo a la Virgen de Urkupiña desde Cochabamba. “En un principio éramos 4 o 5 chicas que bailábamos, hoy somos cerca de 30”, resaltó. Además, agregó que, en este baile, puede participar quien quiera, sin distinción de edades.

Las mujeres manifestaron que, a través del baile, lo que pretenden es valorizar y compartir la cultura boliviana; compartir una celebración típica de su país. También explicaron que, en Bolivia, todo el mes de agosto es importante, ya que además se celebran acontecimientos como el día de la Pachamama o la independencia.

Este año, la celebración persigue el objetivo particular de recaudar dinero para lograr construir una capilla donde pueda permanecer la Virgen durante todo el año. Las mujeres informaron que el festejo consta de distintas instancias. Se realizará los días 2, 3 y 4 de septiembre, el sábado 2 por la mañana se llevará a cabo una misa en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario (frente a la plaza de Villa Nueva), luego desde allí comienza la peregrinación y el baile que durará algunas horas, hasta llegar al campo Peñaloza (lugar donde se encuentra el altar provisorio de la Virgen). En el lugar, seguirán las danzas típicas, también habrá comidas como picante de pollo, sopa de maní, chancho a la olla o al horno con mote; además se realizarán juegos e intervenciones.

En relación a esto, contaron que son diversos los grupos que se sumaron al festejo, pero todos de alguna forma representan rasgos de la identidad y cultura boliviana. “Aproximadamente cinco danzas típicas podrán disfrutarse ese día, no sólo el caporal. También habrá danza Tinku, Chapaca y por primera vez se incorpora la Morenada”, señalaron.

En cuanto a la vestimenta, Jessica y Norma contaron que sufrió algunos cambios “antes la pollera era mucho más larga, las hombreras más grandes”, destacaron. Asimismo, señalaron a esta cuestión como una problemática, ya que inevitablemente deben alquilar los trajes, los materiales son difíciles de conseguir y tampoco logran encontrar una modista que sepa confeccionarlos. Nos comentan que, por estos motivos, deben alquilarlos a Córdoba a precios que resultan bastante elevados.

Claudia Aban resaltó: “La fe es lo que nos mueve para hacer todo el recorrido, que dura aproximadamente tres horas, lo logramos porque vamos con mucha fe”.
Las mujeres afirmaron: “Nos gustaría que nos hagan participar, que nos inviten a cualquier evento” y agregaron que siempre la motivación es poder compartir su cultura en el lugar donde ahora residen. Además, tratan de generar contactos para participar en desfiles, carnavales, en cualquier oportunidad.

EL CAPORAL
Nelly Yurquina explicó la historia de esta festividad, que en 2011 fue declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia. Comentó que fueron los hermanos Estrada Pacheco quienes la crearon y presentaron en 1969, quienes se inspiraron en el personaje central de la Saya afro-boliviana, el “Caporal” también reconocido en muchos casos como mestizo o mulato. Esta danza presenta raíces africanas en su estilo y es propia de Los Yungas del departamento de La Paz.

En cuanto a la música, explicaron que “en un comienzo el ritmo estaba más vinculado a lo instrumental, pero hoy también se incorporaron voces”. Asimismo, comentaron que lo ideal sería que la música sea interpretada por una banda en vivo, con instrumentos de viento principalmente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *